Mariano Fernández Enguita

Catedrático de Sociología, Coordinador Académico del Doctorado en Educación, y diseñó y anima el proyecto de innovación hiperaula.ucm. Antes fue catedrático en Salamanca, donde dirigió el Departamento de Sociología , el Centro de Análisis Sociales (investigación) y el Centro Cultural Hispano Japonés (la Casa de Japón en España) y creó los portales Demos (docencia) e Innova (innovación). Autor de una veintena de libros y tres centenares de artículos y capítulos. Últimos libros: La educación en la encrucijada (2016, Santillana) Del clip al clic (2017, Ariel, con S. Vázquez), Más escuela y menos aula. La innovación educativa en un cambio de época (2018, Morata). Actualmente investiga sobre la profesión docente y sobre aprendizaje y escuela en la era informacional y participa en la Red por el Diálogo Educativo (REDE). Blog: Cuaderno de Campo.

Academia

Google Scholar

Hiperaula UCM

Issuu

Researchgate

Scribd

Página Personal

 

Líneas de Investigación:

  • Organización escolar y profesión docente.
  • Políticas educativas, ciudadanía y equidad.
  • Innovación educativa y tecnología.

 

Grupos de Investigación:

  • GREASE

 

Proyectos de Investigación:

  • Innovación educativa en la era de la información, PN I+D+i.
  • El acceso a los recursos digitales en la escuela, Fund. Telefónica.
  • Innovar en la educación - Educar para la innovación, Fund. Cotec.

 

Proyectos de Innovación Docente:

  • Creación de la hiperaula.ucm.

 

Publicaciones:

  • Más escuela y menos aula. La innovación educativa en un cambio de época (2018, Morata)
  • La educación en la encrucijada (2016, Santillana)
  • La larga y compleja marcha DEL CLIP AL CLIC. Escuela y profesdorado ante el nuevo entorno digital (2017, Ariel, con Susana Vázquez Cupeiro)

 

Propuesta de tesis:

  • Género, brecha de género, feminización, profesorado, currículum oculto.
  • Los hombres –en sentido restrictivo: los varones– están desapareciendo poco a poco del profesorado no universitario: apenas un 2% del profesorado de educación infantil y un 18% del de educación primaria. Aparte de la inconveniencia de convertir cualquier profesión o institución en una reserva de sexo esto implica que la escuela combina un discurso constante sobre la igualdad entre los sexos y la crítica de los roles de género heredados, y en particular sobre la necesaria asunción de responsabilidades domésticas y familiares por los varones, con una práctica consistente en que sólo mujeres se ocupan de los niños. La consecuencia es, cuando menos, una incongruencia entre el discurso y la práctica que reduce aquél a mera retórica y hace de esta algo potencialmente problemático para la socialización de los niños varones, en particular para los que proceden de culturas más tradicionales (patriarcales), como es el caso de buena parte de minorías e inmigrantes.